Esencia de mi vida

  

Conversación entre mi hija de ocho años y yo… Después de contarle un cuento en la cama, a punto de despedirnos hasta el día siguiente:

“Papá sé que has tenido mucha suerte, que has estado, muy enfermo, al borde de la muerte… He llorado por ti todas las noches echándote de menos, recordando tus cuentos… No sabes cuánto me alegro que estés de nuevo conmigo juntos, aquí en la camita.

Papi, tú te salvaste porque fuiste positivo, aunque decías que estabas triste, en el fondo, y en algún lugar tú eras positivo y sabías que te ibas a curar… 

No sabes cuánto te quiero… Buenas noches papito. 

Hasta mañana”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s