Reflejos del pasado

Comprendo que tras una larga noche, viene un espléndido día lleno de vida y esperanza. Esto es un razonamiento que siempre es motivo de alegría cuando reflexiono sobre el tiempo y la vida.

Paso mis días trabajando jornadas laborales que me parecen tan leves como vitales para mantener una actitud positiva ante la vida.

Mi peso baja todavía y mi salud mejoró de forma espectacular por la mejor decisión que tuve en la vida… Está claro que sin buena salud las cosas se ven mucho peor… Después de perder 40 kg de forma automática, ahora voy a retomar la continuidad del ejercicio y la dieta. Porque no llevo dieta alguna… Porque la obesidad la llevamos en nuestra genética, otra cosa es empeorarla al tener malos hábitos alimenticios añadidos.

Después de observar los resultados de la operación metabólica sin llevar ninguna dieta, comprendo muchas actitudes de las personas en la cruel sociedad que vivimos.

 

 

“Después de vivir tempestades, cuando observo caer la lluvia, sonrío”

 

P.D.
Foto propia (Puerto Venecia)

No vale la pena

Ni siquiera los que piensan que viven en la zona de confort saben lo que les depara el futuro…

La suerte dicen algunas personas que no existe. Yo sin embargo pienso que la suerte tiene mucho que ver en la vida de un individuo; sin ir mas lejos, el país donde uno nace, no ofrece las mismas posibilidades de sobrevivir que otro que esté más desarrollado.

Normalmente las personas que afirman algo de manera radical, no suelen tener mucha idea de aquello que dice: “Todos sabemos de algo en la vida que podemos enseñar a otros”

Por lo anterior expuesto… No vale la pena discutir con nadie que está convencido de casi todo. Y mucho menos con quien no te presta la atención que mereces.

A tu vera


A tu vera
a tu vera, siempre a la verita tuya,
siempre a la verita tuya,
hasta que de amor me muera.
Que no mirase tus ojos,
que no llamase a tu puerta,
que no pisase de noche,
las piedras de tu calleja.
A tu vera, siempre a la verita tuya,
siempre a la verita tuya,
hasta que de amor me muera.
Mira que dicen y dicen,
mira que la tarde aquella,
mira que se fue y se vino,
de su casa a la alameda.
Y así mirando y mirando,
así empezó mi ceguera,
así empezó mi ceguera.
Que no bebiese en tu pozo,
que no jurase en la reja,
que no mirase contigo,
la luna de primavera.
Ya pueden clavar puñales,
ya pueden cruzar tijeras,
ya pueden cubrir con sal,
los ladrillos de tu puerta.
Ayer, hoy, mañana y siempre
eternamente a tu vera,
eternamente a tu vera.

P.D.

A mi noble perro Yaky

Cuestionable

IMG_1009

  Dos discípulos de un gurú le preguntan cuánto tiempo les llevará todavía alcanzar la iluminación. AL primero, el gurú le dice: “has progresado mucho, la alcanzaras en tres vidas más”. EL discípulo se desespera: “¿Tanto?¡Con todo lo que he trabajado…!”

Entonces se dirige al segundo y señalándole un arbol espléndido, lleno de flores, frutos y denso follaje, le dice: “A ti te faltan tantas vidas como hojas tiene ese arbol”. Mirándolo, el segundo discípulo exclamo, arrobado: “Oh, ¿tan poquitas?”. Cuentan que en ese instante se iluminó.

Lo sencillo y lo sabio

IMG_1008

  Empezamos hablando del tiempo, una conversación banal y socorrida… Pensé que se trataba de alguien un poco “normal” en un mundo de locos… Pronto me di cuenta que se trataba de un genio, por su manera de abordar un tema, por preguntarme cuestiones básicas que te llevan a conclusiones muy serias.

Buscaba monedas y sellos, se trataba de un loco muy cuerdo e informado en un lugar casual… Lástima que yo no tengo afición por la filatelia:

Pertenecía a la clase de personas que cuentan el tiempo que les resta para la jubilación, en un mundo que no soportan. Sentí la diferencia entre “mi Yo” y otro individuo parecido en edad (Sólo en eso). Me dí cuenta rápidamente que mi forma de ser dista mucho de este modelo de ver la vida… Yo no deseo jubilarme, quiero vivir disfrutando desde este mismo momento, en paz y en libertad, respetando y haciéndome respetar.

Me gustaría poder demostrar a las personas que me han herido en esta vida, lo noble que puedo llegar a ser, por la condición de “ser humano”. Demostrarles que aún queriéndoles menos de la mitad que he llegado a quererles por las heridas que me causaron, puedo ser infinitamente superior ante cualquier pobre persona sin valores, ideas y sin alma.

Queridos lectores de este humilde blog… Me quiero mucho, mucho, mucho, mucho. Necesito vivir muchos años, para demostrar mi gratitud hacia los demás.

Eso es todo.

Relax y Paz

Pocas cosas me relajan tanto como tomar fotografías sin prisa y sin ningún otro fin que el del puro placer de pasear y tomar un refresco.

Avilès es uno de esos lugares donde de vez en cuando me encanta saborear lentamente, donde no me importa casi nada, donde observo realidad y sencillas personas.

Con poco dinero y buenos amigos, se puede ser muy feliz.

P.D.

Las fotos son propias, puedes copiarlas sin fines comerciales