Historia Singular

IMG_8937-0

Todos los días no me encuentro en el paseo, a tan sólo unos pocos kilómetros de mi casa (Movera), un avión modelo Phantom del Ejercito del Aire en un jardín de una casa… En la entrada puede leerse “Fundación Bescos”.

Dos banderas: Una española y otra americana ondean en el viento rindiendo homenaje a una conmovedora historia… El resto lo hizo Google…. y esto es lo que encontré

Alejandro Bescós, vecino de Movera, tiene un Phantom, un avión militar que pertenecía al Ejército del Aire Español, en el jardín de su casa en el barrio rural de Zaragoza.

Se trata de un obsequio, “un regalo muy original, pero es que tengo muy buenos amigos”, cuenta Bescós. Sin embargo, el curioso presente obedece a un motivo. Con él Bescós quiere rendir un homenaje a su hijo pequeño, Jesús, fallecido en un accidente aéreo en Gabón, África, en 1998.
“Mi sueño y el de mis hijos siempre fue volar”, recuerda. Su hijo pequeño adoraba el modelo Phantom, un avión militar que llegó a España en 1971 y ha quedado para la historia como un mito de la aviación militar. “Todo el que ha tenido la oportunidad de pilotar uno se ha sentido orgulloso”, recalca Bescós.
Llevaba mucho tiempo pensando cómo rendir un homenaje a su hijo hasta que hace tres años tuvo una inspiración y se decidió a pedir el favor al Ejército. Gracias a una amistad consiguió salvar un Phantom del desguace para construir un monumento a la memoria de su hijo y en honor del Ejército del Aire Español ya que “se han portado de una forma espléndida cediéndome el avión”.
Mediante una grúa, el Phantom se colocará sobre una estructura, que ya está construida en el jardín, para simular que surca el cielo. Debajo irá una placa con la leyenda: “En honor al Ejército del Aire” y “A la memoria de Jesús Bescós 20/03/2008”. “Siempre me ha gustado pensar que cuando me subiera ahí arriba, dentro del avión, me sentiría más cerca de mi hijo”.
Buenos amigos

“Si de algo puedo presumir en la vida es de mis amigos y de mi familia”, afirma orgulloso Bescós, pues han sido sus amistades quienes le han facilitado la tarea de llevar el avión desde la base militar de Torrejón, en Madrid, hasta el barrio rural de Zaragoza. “Cuando supieron para qué lo quería, se ofrecieron voluntariamente a traérmelo”, y así Transportes la Pilarica se ha encargado de llevar el Phantom, en un camión, hasta el jardín de Movera de forma totalmente gratuita.
La familia tampoco debe preocuparse por la grúa que colocará el avión sobre la estructura, “también es un regalo. Tengo unos amigos muy nobles”, indica.
De lo único que debe hacerse cargo Alejandro Bescós es de arreglar las alas porque “le cortaron los planos para que cupiera en el camión”. Hay que volver a colocarlos en su lugar y hacer unos pequeños retoques para que no se noten los cortes.
El sábado pasado, el Phantom llegó a Zaragoza superando todas las dificultades que surgieron en su recorrido. “¿Has visto alguna vez lo estrechas que son las calles de Movera?”, indica el hermano mayor de Jesús, Alejandro. “Apenas quedaban unos centímetros por cada lado entre el camión y la pared”, explica. “Fue como si estuviera pasando una marcha ciclista. Todos los vecinos salieron a la calle para verlo -añade divertido el padre-. Decían que habían visto muchos aviones en el cielo, pero ninguno dentro de un camión yendo por la carretera”.

Bescós se siente feliz de haber conseguido el avión. Confiesa que no ha resultado fácil y que, a pesar de que se quedará en el jardín de su casa, “pertenece legítimamente al Ejército del Aire”. “Se trata simplemente de una formalidad”, insiste, pero en el contrato de cesión está estipulado que en caso de que fuera necesario, las Fuerzas Armadas podrían recuperar el Phantom. Sin embargo, este vecino está convencido de que nunca llegará a producirse esa situación.

Noticia del año 2008
Fuente: Heraldo

P.D.

Pertenecí voluntario al glorioso Ejercito del Aire de mi país… Me siento muy orgulloso de ello

Magia

IMG_8683

Es el agua, es el viento

Es resumen de todo lo que siento

Es la arena, es el sentimiento

Es la tinta que no borra ni el silencio…

Es el aire de puntillas

Es la calma cogiendo carrerilla

Es el sabor de lo pequeño… Es tocar un sueño…

Es el mapa de un suspiro

Es lo que hay cuando te miro

Es el duende del latido de tu corazón…

Magia es probar a volcar lo que hay en el fondo de ti

Magia es verte sonreir…

Magia es probar a saltar sin mirar

Es caer y volver a empezar…
Es el tiempo , es la hoguera

Es la mano que mece la marea

Es la tierra, es la bandera blanca

Es la gota de una lluvia de esperanza…

Es el mundo de puntillas

Es la vida cogiendo carrerilla

Es el sabor de lo pequeño…

Es tocar un sueño

Es el mapa de un suspiro

Es lo que hay cuando te miro

Es el duende del latido de tu corazôn…

Magia es probar…

Es el mapa de un suspiro

Es lo que hay cuando te miro

Es el duende del latido de tu corazon y el mio

Es la meta y el camino

Es la suerte y el destino

Es la fuerza del latido de tu corazón

Magia es probar…

Ya no estas

    

.

Te busco y no te encuentro… te marchaste de la manera mas inesperada y despiadada. Aunque no eres una persona, lo pareces, aunque seas un sentimiento me dabas la vida y la inspiración.

Cuando recuperé lo físico, y lo material, pensé que te encontraría pronto y no fue así… ya no estabas. Quizás vuelvas con el olvido y la enfermedad, mezclada entre lágrimas, recordando que formaste parte de mi vida y de las personas que amé. Tal vez entonces, me recuerdes que no eras compatible con la rudeza del carácter que siempre me acompañó.

De cualquier modo me has abandonado y te echo tanto de menos que a veces me encuentro como un niño desolado y perdido.

Mi playa está desierta, esperando que pase el tiempo y con él, las olas que borren las huellas del pasado y alisen la suave arena tostada al sol, donde pueda coger un puñado caliente y observar que al escurrirse entre mis dedos, no quede rastro del dolor y vacío que aquellos días nos marcaron y provocaron emocionalmente tu ausencia.

Fotos propias de La Puebla de Alfindén

(Puedes copiarlas si lo deseas sin fines comerciales) 

.