Los peones

IMG_3517.JPG

 

.

En principio fueron tiempos nuevos, dependíamos de nuestros creadores… Poco a poco empezamos a movernos y a observar a nuestros adversarios, teníamos que sobrevivir y a ser posible sin dejarnos demasiada piel sobre el camino.

Éramos jóvenes pero enseguida conocimos los movimientos más cautelosos, pero al mismo tiempo, y sin detenernos, sin dejar de pensar en el siguiente paso.   Algunos compañeros cayeron pronto junto a nosotros, sin embargo no pudimos volver atrás…

Siempre adelante y siempre en equipo. En solitario ya saboreamos la derrota del error y de precipitarse a los acontecimientos, ante las miradas ansiosas de quienes avanzaban hacia nosotros, por el mismo mundo y con las mismas pretensiones.

Poco a poco adquirimos la sabiduría y el respeto por nuestros semejantes, entendimos que aquel juego, aquella competición era la vida, nuestra propia existencia.

Lo importante al final, era haber jugado con dignidad con altibajos y aprendizajes, de la partida. Y algunos fueron bien amargos.

Cuando ya finalizaba nuestra partida, cansados y agitados, escuchamos a los nuevos peones que comenzaban un nuevo camino, una nueva lucha…

Ajedrez y vida… algo tan similar que hablamos de lo mismo.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s