Fuiste Brizna

 

IMG_2927.JPG
.

Pasaste como una brizna de viento en mi vida, intensamente corta… Acepté vuestra compañía por no dejarme llevar por mis propios prejuicios que yo mismo detesto, por ser sabedor que no llevan a ninguna parte casi nunca. Dejé la puerta abierta a la amistad, pero sin perder mi atención a la brizna, no fuese a convertirse en huracán…

¡ Tantas veces la humanidad me lo enseñó… !

Recuerdo un spot publicitario de neumáticos que decía  “La potencia sin control, no sirve de nada” y eso es lo que les pasa a las personas con nobles corazones que no administran su potencial humano en las relaciones humanas…

Esta vez no me cogió desprevenido, optando por el silencio que es lo mas inteligente sobre todo para abrir camino a la reflexión sin siquiera lesiones verbales; nada.

Me gustaría que comprendieses lo agradecido que te estoy cuando me ayudaste y me ofreciste la mano. Pero no podemos seguir con relaciones que agobian y se llevan con incomodidad.

Y recuerda que “La vida no es una competición ni batalla personal con los demás, donde uno de los participantes sale malherido. Nada de eso. La vida es una difícil convivencia y tolerancia donde siempre se aprende de los demás, aceptando los errores propios y aprendiendo de ellos”

Por eso retomo mi vuelo, sigo mi camino con mi familia, deseándote toda la suerte del mundo y sin cerrar ninguna puerta al diálogo para las personas de bien.

Colapso Otoñal

IMG_2852

Empieza el otoño, de nuevo un ciclo estacional… Dicen que los años no empiezan en Enero, que es un cuento chino y comercial.

He notado en mi estado de ánimo, un cambio otoñal. Los paseos en la Alfranca visten en tonos marrones y con nubes que indican que comienzan los primeros fríos. Las sillas y las mesas de la cafetería descansan apiladas esperando alguna mañana soleada y otoñal, donde tomar un café caliente y sabroso.

En mi hogar, mano a mano con Susy y las chicas… Las noches empiezan a ser confortables y reparadoras, atrás quedan las interminables y calurosas noches de verano.

.

Olé tus huevos… No. Olé tu felicidad.


.
Lo de menos es que el chico se decidiese a volver a enamorarse de una persona adulta, tampoco importa excesivamente que su reciente matrimonio con aquella chica, se rompiera… Al fin de al cabo es ley de vida, equivocarse y volverlo a intentar. A muchos nos ha pasado varias veces y por eso aquí estamos de nuevo.

El chico debió de sufrir bastante hasta que se decidió a dar un puñetazo a sus miedos internos y continuar dando paso abiertamente a sus sentimientos por su nuevo amor, una nueva vida… una nueva mirada.  Nuevas pasiones con otro chico. Sí, un chico igual de guapo que él lleno de ilusión y amor por la vida.

Sí, vamos a dejarnos de tonterías. Aunque no me enamoré de una persona de mi mismo sexo, podría pasar. Porque no existe ser gay o lesbiana… existen las personas que se enamoran de verdad.

Lo que de verdad me llama la atención es la gente morbosa que fueron capaces de llamarle para confirmar un cotilleo que le habían soplado al oído… o a las orejas.  Sin embargo, nosotros esperamos a que el chico nos lo dijese con cariño, con timidez al principio… Con cierto temor, comprensible por la clase de gente que hay que lidiar a diario…

Otros finamente metieron la pata y hasta la pezuña en los comentarios del “Face” indicando que “Ya habían notado algo rarillo” pero que bien… Jajaja !       Increíble la dosis de estupidez e ignorancia.

En fin, que hay gente que tan vacíos de cerebro, que incluso le añadieron a su familia “postiza” con tal de considerarse diferentes…  o sea muy guays.

Yo al sobrino de Susy y a su chico les deseo lo mejor del mundo… por su cariño y atención que siempre dieron a mi familia. Porque realmente el sexo de su nuevo amor, me la trae al pairo. Entre otras cosas, porque nadie estamos libres de enamorarnos mañana  de un maravilloso ser humano de tu mismo sexo.

Enamorarse de una persona no es cuestión de huevos… es simplemente y llanamente amor.

P.D.

¿Entiendes? Lo dudo

 

 

 

 

 

Diez mil maneras…

IMG_2706

Si antes de correr, olvidar y desaparecer, antes de hablar y herir, después caer y levantarnos. Por qué no caminas junto a mi de la mano solo, sin decir nada, solo basta estar aquí, suficiente con mirarnos.

No es para mi vivir así, tal vez si es para ti, qué vas a decidir. Si hay diez mil maneras de olvidar, de rescatarnos e intentar contarnos siempre la verdad por qué decir que no. Si hay diez mil silencios que evitar ningún secreto que ocultar, no hay por qué decir que no.

Y se muy bien que a veces puede más la costumbre que la soledad, a veces tanta terquedad intenta separarnos.

No es para mi vivir así, tal vez si es para ti, qué vas a decidir. Si hay diez mil maneras de olvidar, de rescatarnos e intentar contarnos siempre la verdad por qué decir que no. Si hay diez mil silencios que evitar, ningún secreto que ocultar, no hay por qué decir que no.

El amor duele sin remedio, si lo dejas ir, y no hay por qué perderlo, dejemos de mentir, se está acabando el tiempo lentamente.

Si hay diez mil maneras de olvidar, de rescatarnos e intentar contarnos siempre la verdad por qué decir que no. Si hay diez mil silencios que evitar, ningún secreto que ocultar, no hay por qué decir que no.