Hola, Asturias.

IMG_2186.JPG

Lago Enol, Asturias

Ya tengo preparado mi billete para ir a Asturias. No es un viaje de placer, es un viaje por otros motivos personales. Un viaje de ida y vuelta en pocas horas.

En viajes así, no da tiempo a casi nada, ni siquiera algunas de las cosas que dan tiempo, merecen la pena.

Durante muchos meses, mis hijas no reciben la pensión de su padre biológico, ese señor que sólo llama por teléfono para interferir todo lo que puede, ese mismo individuo, que el día señalado se presenta con traje y corbata prestado para figurar ante ellas. El que si puede arruina mi cumpleaños.

Porque las cosas son simples en mi sencillo idioma noble y llano… Cuando no se tienen medios para cumplir la ley de manutención a los hijos, se hablan las cosas y arreglado. Todos somos humanos y todos tenemos derecho a errar.

Además la vida no es fácil por mucha voluntad que pongas, una familia numerosa es un desafío siempre. Y si dos de las tres hijas que conviven con nosotros son de un irresponsable… Mucho más.

Por eso, hemos contemplado largas temporadas cómo azorraba y callaba (a lo somarda) como decimos en Aragón, el individuo llamado “padre”… En medio de muchos Cola Caos para cenar y patatas para comer en esta eterna crisis…

Para sacar adelante a mi familia tuve que perder absolutamente todo lo material que yo tenía en mi tierra, excepto mi hermosa casa… y por los pelos que nos fué.

El llamado “padre” no vendió su moto de carretera ni su chupa de cuero.. ni piso, ni perdió disfrute vacacional. No se acordó de llamar a sus hijas entonces. Futbolero cincuentón y culé.

Por eso, en un principio de debilidad mental me hubiese gustado hablar con él y razonar este fin de semana, sobre la hombría y la valentía en tiempos chungos, de cómo dar la cara y ayudarnos mutuamente por y para las niñas…  De que lo importante es hablar de las necesidades diarias de ellas. No sólo hablar por Whasapp de sus novietes y llamarlas “Chulis”. Bajeza insuperable.

Pero no voy a caer en la tentación de complicarme la vida de nuevo, gravemente… No. 

En mi vida he aguantado muchas cosas… Malos tratos físicos y psicológicos, vejaciones y sobre todo gente egoísta y sin escrúpulos, rozando la ilegalidad. Ladronas y ladrones de guante blanco. He soportado hijos de puta e hijas de puta que me han empujado a caer al vacío… Que evité en última instancia con mis fuertes y nobles principios.

He perdonado y soy libre.

Por eso, este fin de semana no visitaré a imbéciles en Asturias, no perderé el tiempo con desgraciados antisociales, antitaurinos, antisistemas, antitodo. Vacíos hasta el cogote, vestidos de negro como cuervos, urracas y cucarachas en celo.

Que os vaya bonito.

Este fin de semana en mi corto viaje, procuraré ver el mar, aunque sea unos instantes. Buscaré una marisquería para disfrutar de los buenos productos de esta tierra oscura de minerales de buenas manzanas y mejores personas.

 

Ahora que ya me conoces un poco mejor, te brindo unos culines de sidrina, por la vida y la buena gente de este mundo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s