Mucha suerte, vecinos.

Sucesos que no tienen explicación ni lógica… jimena

Esta noche me llamó Susy, desde la parada de taxis del Hospital Miguel Servet de Zaragoza…
Una parada de taxis, situada a los pies de la entrada de Urgencias, este lugar es refugio que contiene lo que la ciudad debería tener para todos los ciudadanos a altas horas de la madrugada, aseos públicos, un lugar donde tomar un café caliente y para algunos, refugio socorrido y provisional para una noche, o dos.

Lo que os iba contando… me llama desde allí, porque se siente fatal. En la sala de espera se encontró a un vecino de nuestro pueblo, allí estaba el hombre cabizbajo y preocupado… Padre de familia numerosa, con dificultades físicas de movilidad, con varios infartos y problemas respiratorios. Padre de una hija con problemas mentales, padre de otra hermosa niña llamada Marta,compañera de mi hija Silvia de 12 años  de cole… Y padre de las mellizas, unos bebes de las cuales una de ellas está sana totalmente y la otra chiquitina, sordomudaciega llamada Jimena 

Por si esto fuese poco, ayer la madre, Asunción, conocida por todos como “Choni” tuvo un accidente de tráfico y en estos momentos se encuentra en el Hospital Miguel Servet, con graves problemas de movilidad en brazos y piernas debido al desplazamiento de un disco (hueso) que llevamos en el cuello. Toda la noche en el quirófano lleva… y desconozco su evolución.

Espero que la suerte esté de su lado, y lo deseo de todo corazón.


Estas cosas no tienen sentido ninguno, estas cosas SI son verdaderos problemas. Situaciones que hoy te toca a tí y mañana a mí.

O al revés.


No sé si eres creyente o no, pero puedes rezar por esta familia. Gracias.

Actualizado el sábado 11 Junio a las 11.00 – Los médicos dicen que hay que esperar, no tiene movilidad de momento a pesar que la operación fué favorable…

Actualizado viernes 7 de Junio y final… Los médicos dicen que las piernas no las recuperará… en los brazos de momento tiene una débil sensibilidad y las manos a día de hoy no las siente.

Supongo que la mala suerte, se cebó en esta familia tan conocida y entrañable… No consigo entenderlo.





P. D. En la foto la pequeña  Jimena 

Luchando, luchando

Hola, este no es un texto copiado de Benedetti ni de Coelho, simple y llanamente es un pensamiento en voz alta y con sentimiento de bienestar.

Estamos pasando por una etapa verdaderamente dura y difícil, pero al mismo tiempo es una época dorada y feliz… Nuestras hijas van creciendo sanas y fuertes, eso sería suficiente para pensar que ya sobra añadir nada más…

El bomboncito de Marc, mi nieto cada día mas guapo y hermoso… y su madre cada vez más guapa.

Es verdad que cada vez la gente pierde más los valores, quiero pensar que quizás lo estén pasando verdaderamente mal. Ya no sólo por el trabajo o por la economía, me refiero con su propia conciencia. Nunca se sabe. Vivimos en un mundo acelerado y cada vez se oyen casos muy raros de desencadenamientos violentos y fríos…

Yo he dejado el taxi por unos meses (espero) y esta época la empleo para reinventarme y recapacitar sobre mi vida, lo que valgo y lo que soy… 

Sí, ya véis… después de 26 años ininterrumpidamente sin coger el desempleo ni la baja por enfermedad, las circunstancias me han llevado a esta situación, que prefiero no especificar.

Susy de momento sigue en el taxi… luchando contra viento y marea, mientras yo, lo mismo te hago un plato de spaguettis a la carbonara que un potaje de garbanzos…

La verdad es que me siento bien, preocupado por mi país… pero al fin de al cabo, yo no tengo la culpa de esta banda de corruptos que todos sabemos de sobras.

No necesito nada más. 

La gente aburrida puede inventarse cuentos con maldad, ocultar y dar la cara mas falsa de su miseria personal… Gastando dinerales en medicinas artificiales, cuando realmente lo que cura es una buena dosis de sinceridad y humildad. 

Ah, que es cuestión de dinero? Entonces lo siento mucho por vosotros.

Prefiero la libertad de decir públicamente que soy inmensamente e intensamente FELIZ.

Sueños de Semilla

 En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una
semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de
potencialidades.
…Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia
vida en proceso de desarrollo.
En su pequeñez, cada semilla contiene el espíritu del árbol que será después.
Cada semilla sabe cómo transformarse en árbol, cayendo en tierra fértil,
absorbiendo los jugos que la alimentan, expandiendo las ramas y el follaje,
llenándose de flores y de frutos, para poder dar lo que tienen que dar.
Cada semilla sabe cómo llegar a ser árbol. Y tantas son las semillas como son
los sueños secretos.
Dentro de nosotros, innumerables sueños esperan el tiempo de germinar,
echar raíces y darse a luz, morir como semillas… para convertirse en árboles.
Árboles magníficos y orgullosos que a su vez nos digan, en su solidez, que
oigamos nuestra voz interior, que escuchemos la sabiduría de nuestros sueños
semilla.
Ellos, los sueños, indican el camino con símbolos y señales de toda clase, en
cada hecho, en cada momento, entre las cosas y entre las personas, en los
dolores y en los placeres, en los triunfos y en los fracasos. Lo soñado nos
enseña, dormidos o despiertos, a vernos, a escucharnos, a darnos cuenta.
Nos muestra el rumbo en presentimientos huidizos o en relámpagos de lucidez
cegadora.
Y así crecemos, nos desarrollamos, evolucionamos… Y un día, mientras
transitamos este eterno presente que llamamos vida, las semillas de nuestros
sueños se transformarán en árboles, y desplegarán sus ramas que, como alas
gigantescas, cruzarán el cielo, uniendo en un solo trazo nuestro pasado y
nuestro futuro.
Nada hay que temer,… una sabiduría interior las acompaña… porque cada
semilla sabe… cómo llegar a ser árbol…

Jorge Bucay

Susana cumple seis años…

Es una noticia estupenda… Susana acaba de cumplir seis años.


Nos llena de satisfacción ver como la criatura nos ilumina a todos con su forma de ser y su capacidad de inteligencia. 

Bueno el padre soy yo y diréis que vaya tontería la mía…

Lo cierto es que en el cole, nos asustan cuando nos hablan de su capacidad para aprender e integrarse con los compañeros. Pero sobre todo lo que más me emociona es comprobar que está desarrollando un carácter sin complejos y sin miedos. 

Y lo más importante: La humildad que derrocha ante todo.

Realmente Susana es un amor.