La mujer que yo quiero

La mujer que yo quiero, no necesita
bañarse cada noche en agua bendita.
Tiene muchos defectos, dice mi madre,
y demasiados huesos, dice mi padre.
Pero ella es más verdad que el pan y la tierra.
Mi amor es un amor de antes de la guerra
para saberlo…
La mujer que yo quiero, no necesita
deshojar cada noche una margarita.
La mujer que yo quiero, es fruta jugosa
prendida en mi alma como si cualquier cosa.
Con ella quieren dármela mis amigos,
y se amargan la vida mis enemigos…
porque sin querer tú, te envuelve su arrullo
y contra su calor, se pierde el orgullo
y la vergüenza…
La mujer que yo quiero, es fruta jugosa
madurando feliz, dulce y vanidosa.
La mujer que yo quiero, me ató a su yunta,
para sembrar la tierra de punta a punta
de un amor que nos habla con voz de sabio
y tiene de mujer la piel y los labios.
Son todos suyos mis compañeros de antes…
Mi perro, mi Scalextric y mis amantes.
¡Pobre Juanito…!
La mujer que yo quiero, me ató a su yunta:
pero, por favor, no se lo digas nunca.
Pero, por favor, no se lo digas nunca… 
Joan Manuel Serrat

¿ Mis hijos proponen y yo dispongo ? Pues NO

Hace unas horas asistí a una reunión en el colegio de mis hijas, en la cual se está organizando un viaje de estudios de final de curso…

Recuerdo todavía mi viaje de estudios, fuimos a Andalucía, entonces yo tenía catorce años y nos hacía muchísima ilusión conocer Córdoba y su Mezquita, Granada y La Alhambra, Mijas y los burros taxis… y el destino final era Benalmádena, una hermosa localidad. Allí nos alojaríamos en un hotel.
Hace treinta y un años de aquello, pero recuerdo con ilusión, el jolgorio y la novedad. Recuerdo que nos dejaron bajar a la discoteca del hotel a bailar. Mirábamos a las compañeras de reojo y nos sentíamos adultos. Recuerdo entonces que sonaba la canción de Mecano “Me colé en una fiesta”.

Sí, ya han pasado treinta años.

Me da mucha pena que los padres que se supone que hemos crecido en democracia, incluso la mayor parte mas jóvenes que yo, se sientan con derecho a imponer el destino del viaje de estudios de sus hijos.
Yo pienso que los niños, deberían elegir libremente uno de los acontecimientos mas importantes de su vida.

Y sólo eso quería decir, que la vida es de ellos y que nosotros estamos para ayudarles y protegerles sin ponerles cadenas…

La gente, yo creo que no tiene noción de la ridiculez cuando se autodenominan “La voz de la experiencia” y cuando los demás asistían con la cabeza, me dieron ganas de salir corriendo.

No me extraña en absoluto que la gente se lleve batacazos tan grandes con sus hijos, por el efecto rebote que se sufre con un ser humano expuesto al orden y mando de un superior.

Negociación y diálogo… imposición jamás.

Y yo que pensaba que era un poco dictador con cuarenta y cuatro años…

No te rindas…


No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.


Mario Benedetti



La ausente educación

Conocer lugares del mundo es respetar a los demás, poseer una visión objetiva sobre la vida en otros entornos, otras personas…

A veces nos llama la atención la educación de otras personas, incluso adivinamos que no son de nuestro país, por sus correctas formas y maneras. Nunca es suficiente cuando se trata de agradecer la hospitalidad o servicio en otro lugar que visitemos, aunque sea abonando una cantidad de dinero por ellos.

El último día, una señora muy operada con labios rellenos de desentonado botox, rompiendo el equilibrio natural de su rostro, subió al taxi.
Era por la mañana muy temprano cuando subió; nos dirigíamos a la estación del ave.
Nada mas subir me advirtió que fuese rápido que iba tarde, escuché el desembalar de un paquete de chicles que por el olor fuerte pude adivinar que eran de sabor clorofila…

Tras chasquido y chasquido de mandíbula, llegamos a la Estación Intermodal de Delicias, sin preguntar el importe me extendió un  billete de 50 euros… Le pregunté si no podía facilitar el cambio mas pequeño, y me respondió que no, mirando no sé adonde.

Le comenté que la obligación del taxista es llevar cambios de hasta 20 euros y que además al solicitar su taxi por teléfono o internet, puede elegir la opción de que el taxista lleve suficiente cambio, claro yo no caí en la cuenta que eso puede demorar un poco más el tiempo, y eso no es compatible con el egoísmo ajeno…

Buscando y rebuscando en mi cartilla de ahorro personal en otro bolsillo de mi bolso pude facilitarle el cambio, eso dándome mucha prisa porque recordé que mi clienta iba con el tiempo justo.

Sin atender a razones cogió los cambios y me pidió un justificante. Respiré hondo, lo rellené y se lo facilité. No podía perder mas el tiempo en explicarle a esta persona que pudo solicitarlo antes, en cualquier semáforo… estaba claro que no merecía la pena.

Bajé a sacar la maleta de la parte posterior del taxi, le extendí amablemente ( y por costumbre ) el asa de la maleta y le dije:

-Adios, buenos días, señora.
-…..

Obtuve un despreciable silencio como respuesta

Al subir yo de nuevo al taxi, como de costumbre, miré hacia atrás por si hubiese algún objeto olvidado… allí estaban en el suelo, los restos de envoltorio de los chicles…

Vivir para saber y aprender.

" Noviembre "

Los días van pasando, ya hemos pasado la mitad de noviembre, nos esperan días muy fríos y con viento cortante. Un año más comienzan a instalar el Belén en la Plaza del Pilar, con palmeras auténticas y con prefabricados que logran un realismo asombroso.

Los comercios más atrevidos empiezan a colocar las primeras luces de navidad, se echan de menos los motivos religiosos católicos… Y es que la mezcla de cultura y razas son cada vez más importantes y visibles en nuestra sociedad.

El día de la huelga Susy y yo, no salimos a trabajar… No necesitamos más problemas, que aunque no los hubo afortunadamente, preferimos pasear por Zaragoza y tomarnos un café calentito. Mas tarde subimos por gusto al tranvía, para conocerlo por vez primera. la verdad es que no me gustó, sobre todo en el viaje de vuelta… íbamos como las sardinas en lata.

A veces, uno siente pena de lo mal que va la economía en este país… Pero hay otros muchos momentos de felicidad personal, satisfacción por pequeñas grandes vivencias.

El presente mes de noviembre es uno de los peores en el taxi, es un mes vacío donde todo el mundo piensa ya en diciembre, y la semana de oro del Corte Inglés es lo único que parece un leve reflejo de actividad económica.

No escribo casi nada en el blog y no sólo es porque no tengo tiempo sino porque la conexión a internet en esta casa no es lo que se dice, sobresaliente. Pero suficiente, de momento. Realmente la conexión a mi teléfono inteligente es la que al final me mantiene informado al minuto de cualquier acontecimiento que suceda en nuestro planeta.

Por las tardes, he recuperado mi costumbre de pasear entre árboles amarillos y cantos de pájaros, de tomar agua fresca y de recogimiento mental. Lo necesito, tanto físicamente como mental.
Soy un clásico en ese lugar, una gran sana costumbre de sentir el oxígeno fresco sobre mi rostro… Lo he sabido siempre el gran beneficio que me aporta todo eso que la naturaleza nos regala gratis.

Desgraciadamente, la salud de mi madre se apaga lentamente… El martes que tuve descanso, la encontré apagada y muy bloqueada. Los corticoides que tomaba en pastillas se le terminaron… y sus bronquios comenzaban a cerrarse y no dejarla respirar, por tanto ni dormir, ni disfrutar de una calidad de vida digna.
Sin dudarlo me la llevé a urgencias del hospital y efectivamente, tras un chequeo general… sus pulmones no le suministran el oxígeno necesario. Esto añadido a un sobrepeso y una importante diabetes, hace que su vejez sea difícil de llevar. Tanto es así que no la dejaron salir del hospital, la ingresaron de inmediato, teniendo pendiente “La pueba del sueño” que seguramente su diagnóstico le hará estar sometida para siempre a unas botellas de oxígeno y un aparato para poder tener un descanso de calidad.

Gracias a Dios mi mujer me ayuda en lo que puede y a pesar de tener tres pequeñas que sacar adelante y educar… No nos sentimos solos en ningún momento.
Me considero afortunado… muy afortunado sinceramente. Ni siquiera hace un año, que vine a Zaragoza de nuevo en busca de trabajo, y ahora lo tenemos los dos. En cuanto a mis hijas, cada día mas guapas y contentas.

No puedo estar deprimido ni triste, puedo estar decaído un día o quizás dos, pero tengo buenos motivos para volver a admirar y sentir que la vida es maravillosa.

Ojalá pudiese vivir y seguir trabajando por muchísimos años mas.

Gracias por leerme y os deseo suerte.

.

Futuro nada claro…

Buenas noches, acabo de llegar de trabajar… Las noches son duras y frías, los viernes han dejado de existir en cuanto a vida nocturna se refiere.

Nos pesa como una losa las noticias y los sucesos… La gente empieza a suicidarse por no poder llegar a final de mes, el gobierno intenta a la desesperada poner freno a estas tragedias que la gente les llama asesinatos de banqueros y gobernantes.

Mientras tanto la ciudad muere de pena entre nieblas y luces verdes de los taxis, donde detrás de cada destello, hay una familia, unas necesidades que cubrir.

Es dificil afrontar todo esto con una actitud optimista… Pero la vida no es fácil y hay que seguir al menos hasta que nuestros niños crezcan y desarrollen en su camino.

Los párpados me pesan… mañana será otro día.

Buenas madrugadas.

" La playa de mi blog "



Hola, me llamo José Antonio Casamián y tengo un blog; es éste que ahora estas leyendo. Mira no tengo pretensiones de ganar ningún concurso de bloggers. 

No quiero venderte nada, no tengo intereses malignos… 

No necesito innovar ni sorprenderte, tan sólo si te gusta me hará feliz. Tampoco vas a defraudarme si no te gusta… 

 Si alguna vez paseaste por una playa y recogiste conchas, las guardaste porque te gustaban y querías disfrutarlas de vez en cuando, mirando sus colores, escuchando el sonido del mar en aquella caracola color crema. 

 Mi blog es una playa, una playa donde escucho el sonido que me gusta, donde colecciono conchas y piedrecitas de colores, donde si me apetece me siento, como un niño en la arena, y juego chapoteando. 

 No necesito impresionar ni pisar a otras personas semejantes a mí, con ojos, nariz, orejas y corazón…

La calle está llena de tráfico, hombres grises, sin alma, sin escrúpulos.
“Tanto tienes, tanto vales” 

De vez en cuando me refugio en el parque, donde mi mejor amiga me acompaña de la mano y conversamos… A veces nos emocionamos juntos, casi lloramos. 

Mi amiga es mi propia alma 

¿Sabes? 



” Mi blog es una hermosa playa llena de conchas, piedras de colores… “