Carta a un taxista alicantino, llamado Juan

Post de Juan Rafael >>>>>>> AQUÍ

Hola Juan, espero que estés bien de salud, si es así, no dejes que nadie te la quite.

No es por meterme en lo que no me importa, pero en Zaragoza, empezaron modificando todo habido y por haber y al final fué insoportable continuar.

Comenzaron con que los asalariados incomodaban, vetaron la entrada de mas… todos los que habían los dejaron. Pero ni uno más.

Los domingos (noche del sábado) a las seis de la mañana la ciudad se quedaba sin servicios… la gente mosqueada (bueno la gente siempre protestará por todo).

El Ayuntamiento tomó nota… Cuando se celebró la Expo, pusieron 60 licencias más y 50 asalariados más que prometieron quitar después (mentira… todavía siguen)

Como la Expo fué un fracaso comparado con lo que se esperaba… se avecinaba lo peor, bueno algun tonto como yo pensaba que se superaría…

El trabajo disminuyó más de un cuarenta por ciento y no quedaba “limpio nada” a pesar de hacer 90.000 kms al año. Más gente trabajando, menos trabajo y cada vez todo más caro (combustible y TODO lo necesario para vivir una familia).

Siempre salen “cerebros” en tiempos de crisis, a alguien se le ocurrió la brillante idea de quitar dos días más de trabajo… Total dos días son trescientos coches menos en la calle y al final vamos a ganar en calidad de vida y sacando lo mismo!!!

Resultado: 19 días de trabajo para un autónomo es igual a la ruina, si tienes imprevistos mecánicos o de salud (yo nunca cogí la baja laboral en 23 años…)

Sólamente los taxistas solteros con apoyo familiar o con su conyuge que trabajase, era posible salir adelante, bueno y algun taxista con TODO PAGADO.
Los que hace cuatro o cinco años compraron los taxis por 34 millones (antiguas pesetas) o personas con familia numerosa y sólos ante el peligro… No tuvimos nada que hacer, excepto vender y mucho más baratas.

De nada servía lamentarse… Hubo quienes aguantamos lo insoportable, tachados de ruínes y ratas.

Por eso me fuí del taxi irremediablemente, no por hobby ni por aventurero, ni siquiera por valiente: Me fuí por COJONES.

Gracias a Dios, me fuí con las manos limpias y sin deber nada a nadie, con una ilusión llamada ASTURIAS, gente que nos quieren y nos apoyan para superar los “nuevos miedos”

El taxi se vendió bajo de precio, liquidar, y al año que viene pagar los casi cinco millones de pesetas que Hacienda reclama.

No cierro las puertas al taxi, ahora estudio el callejero de Oviedo, por si acaso algún día tengo que recurrir a mi oficio, del cual marché obligado en Zaragoza.

Así es la vida y las graciosidades que se pegan algunos taxistas con complejo de Albert Einstein, con ganas de arreglar las cosas siempre mirando para ellos…

Por eso cuidado con la crisis y los “patosos” que aun la joroban más…

Espero que tengas suerte y soportes bien todos estos “daños colaterales”.

Un abrazo de Jose.

Pruebas de lo que digo: >>>>>>>>> AQUÍ

Respuesta de Juan:

Querido compañero Jose:

Que alegria de poder estar en contacto contigo, te ruego te grabes a fuego mi correo. juanrafael204@gmail.com, ya que el tuyo no aparece por ningun lado.
Espero y deseo que tú y tus chicas esteis bien de salud, lo “otro” ya lo iremos solucionando.

Yo, como tú sabes tuve un “aviso” de trombosis, pero ya está olvidado y dando guerra 14. horas diarias…

Coincido contigo en el formidable analisis realizado sobre el sector en Zaragoza, aqui practicamente y salvando algún punto es igual.

A mí, sólo me queda “patalear” por aqui en Internet, oye, es una buena terapia.
Las personas que tienen poder en las asociaciones, no lo emplean, se `pliegan a los designios politicos y eso hace que cada dia se pierda fuerza. España en general es una fuente de corrupción, este sector no iba a ser menos, no me refiero a temas monetarios, por supuesto, me refiero a la INCOMPETENCIA que es la peor de las corrupciones.

Aqui estamos languideciendo, no se han tomado medidas de calado desde hace decadas, los otros transpotes públicos estan arrasando, sobre todo el tranvia, que no le quedará ningun rincón donde llegar. El tema de los asalariados es muy grave, gravisimo, si no lo atajan harán “quebrar” el taxi. El futuro, por otro lado, profesionalmente es incierto y en cuanto a lo personal ya sólo miro el dia a dia y no a largo plazo.

Recibe un fuerte abrazo y otro para el resto de tu familia.

La Playa

Nos encantó ir a la playa la semana pasada, aprovechando un día soleado, creo que fué el sábado. Aquí en Asturias, o aprovechas los pocos días de sol o te quedas sin playa y no te enteras.

No, esto no es Salou. Aquí lo que mola es pasear con fresquito y saborear el ambiente mientras de vez en cuando te tomas algo placenteramente en cualquier lugar.

El otro día por la mañana y con la marea baja, Susi disfrutaba con los charquitos en la arena, chapoteaba y parecía una ranita… aunque se nos olvidó un detalle; el cubo y la palita que yo le compré en Imaginarium, no es por hacer publicidad pero no conozco ninguna juguetería mejor y de buen precio…

El caso es que ya tenemos ganas de pasear de nuevo por allí, aunque tenemos muchísimas ganas de ir a San Juan de la Arena, a visitar a un buen amigo que tenemos… bueno a decir verdad, ya se adelantó él a nosotros y primero vamos a comer aquí en Oviedo dentro de cuatro o cinco días.

Cada playa es un recuerdo para nosotros… pero guardo especial recuerdo a Luanco (cabecera). Cuando la conocí me quedé tan prendado que dije: “Si algún día me pierdo, amor mío, me encontrarás en Luanco mirando al mar”

Hace poco más de un año, paseando con unos amigos en Soto del Barco, yo empecé a silbar con los dedos en la boca, el juego consistía en “chuflar” más fuerte… hubo un pito que me salió con tanta fuerza, que pasaba a lo lejos una pequeña embarcación y me respondió con un grueso y tremendo bocinazo, y alzòme las manos… me quedé de piedra y delvolví el saludo.

Todas las comparaciones en el mundo son odiosas, pero recordé el saludo que en otros sitios me hubiesen devuelto…

Cuidaré

“Caminaré despacio por las aceras,
y la ciudad entera cruzaré por ti.
Me quedaré dormido frente a la hoguera,
que enciendes con tus besos sólo para mi.
Y prometo ser tu amante fiel.

Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos.

Me subiré a tus hombros como escalador,
y borraré las nubes de este cielo de cartón.
Me quedaré dormido sobre tu pecho,
y tu latido dulce será mi reloj.
Y prometo ser tu amante fiel.

Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos.

Cuidaré nuestro amor,
cuidaré la pasión,
cuidaré todo lo que intentemos los dos,
todo lo que soñemos.

Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a dormir en tus ojos con la condición,
de que me quieras luego.
Cuidaré cada segundo de tu corazón,
me quedo a vivir en tu vida enredado en tu amor,
nadando en tus dedos “

Mi tiempo


Llevamos un mes frenético y no hay un sólo día que no tengamos pendiente algo que arreglar en Oviedo… desde empadronamientos, pasando por seguros sociales, hacienda, colegio para las tres niñas, eso en una encantadora ciudad, pero no deja de ser unos principios nada fáciles…

Me he sentido culpable algunas veces sin causa alguna, solamente porque las cosas no salen como uno espera o quizás van a un ritmo lento sin poder hacer nada.

Últimamente no utilizo demasiado las redes sociales, me estoy empezando a cansar de muchas cosas, necesito tiempo y relax. Pero luego volver a la carga y seguir luchando sin parar, sacar a la luz proyectos y objetivos.

Aquí, ahora mismo disfruto delante de mi escritorio un paisaje urbano fantástico, de fondo el Monte Naranco. Me gusta esta ciudad, me siento siempre bien acompañado.

En mis pequeñas escapadas urbanas, me gusta jugar a perderme en coche por Oviedo, me gusta inventar caminos, todo eso acompañado del navegador, que me va indicando las calles una y otra vez.

A Oviedo le faltan carteles con los nombres de las calles y a veces es imposible saber dónde estás, cuando divisas un cartel de forja oscura y el nombre grabado en bronce es dificultoso leerlo, por eso desde el principio, siempre navegadores… Me estoy aprendiendo las calles (con el nombre) rápidamente. Unas por recuerdo de Zaragoza y otras por algún detalle que me llame la atención.

El clima es muy suave pero tiene una desventaja para mí: sudo muchísimo, tanto que llamo la atención, me cae el agua a chorros. Mi nueva prenda de vestir es el pañuelo.

Solemos caminar mucho y eso empieza a notarse en mi barriga que tengo menos (buena falta que me hace). Además aquí todo son subidas y bajadas, a diferencia con Zaragoza que todo es plano y llano.

Mi niña Susana de tres años, no para quieta ni debajo del agua, es agotadora… posee una capacidad mental que impresiona: Maneja el ordenador con soltura, distingue marcas de automóviles, taxis y paisajes, cuenta hasta veintitantos… es muy generosa, comparte todo.
Maravillosa.

Bueno yo soy su padre y de ello estoy orgulloso, sobre todo cuando la genética repite caprichosamente secuencias, reacciones, capturas de imágenes, ect.

Estoy cansado, he pasado un día estresante y ahora mi cuerpo me pide descanso…

Buenas noches y hasta otro día.