" La clienta "

Clienta superconocida en Radio Taxi Zaragoza, vive en un chalet de lujo, su familia posee empresas y negocios… Sin embargo esta clienta de unos cincuenta años, con aparente sencillez, resulta muy agradable y de buena conversación.

Hasta aquí todo normal; lo que me deja alucinado es una manía especial que tiene cuando coge un taxi (porque espero que no sólo lo haga conmigo) y es la siguiente:

Cuando amablemente se establece una conversación entre nosotros, disimuladamente coge de su bolso un folleto, librito o como casi siempre una hojita de calendario evangelista, del día anterior y te la deja en la red trasera del asiento del copiloto.

Murcielagos de noche Pictures, Images and Photos

Al principio, no sabía quien se entretenía en dejar aquellos “regalos” y no sospeché de ella, hasta que no inicié una “miniinvestigación” para descartar estar poseído por algún fenómeno paranormal…

Ahora me entra la risa cuando se despide de mí, como siempre amablemente cerrando la puerta con cuidado. Entonces sin mirar nada, paso la mano en busca de mi “regalo” y suelto una carcajada que nadie jamás escuchará fuera del habitáculo del taxi.

Me voy a recrear un poco y os paso el enunciado de “la leyenda de mi regalo”

¿Echó usted el ancla?

El ancla es un instrumento metálico, compuesto por una barra y dos uñas o más, que permanece colgado de una cadena. El marinero la echa en el agua para impedir que el barco salga a la deriva. La seguridad que proporciona depende de la naturaleza del fondo en el cual está aferrada y de la solidez de la cadena. Se toman todas las precauciones para que pueda resistir, si fuera necesario, a un mar enfurecido. Generalmente un barco posee varias anclas. Una de ellas, la más fuerte, que sólo se utiliza en casos extremos, se llamaba en otros tiempos el ancla de la misericordia o de la salvación.

El ancla, con sus caracteres de seguridad y firmeza, es una hermosa imagen de la esperanza del creyente, fundada en Jesucristo. Nos mantiene unidos a Dios mismo, a la roca de su inmutable fidelidad. Para el creyente es un poderoso consuelo el saber que está ligado para siempre a Cristo, quien después de cumplida la obra de la cruz, entró al cielo donde se halla como nuestro “precursor” (Hebreos 6:20).

Para los que le pertenecen, Jesús es como un ancla espiritual. Primero entró en la presencia de Dios para prepararles un lugar y la fe de los suyos los une a él, al igual que la cadena del ancla…

goth separador Pictures, Images and Photos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s