Impotencia


Una gravísima avería de nuevo en el taxi, ya veremos que me dicen hoy los mecánicos.

El destino y la mala suerte me persigue a pesar de la lucha que estoy llevando a cabo para evitar el caos total.

Dormir tres horas un fin de semana y después, excepto la hora de caminar con Susy, pegarse todo el día trabajando con el pensamiento en positivo como ayer os contaba y que luego pasen éstas cosas, es difícil de asimilar.

El burro tiene una zanahoria para seguir andando y aunque la comparación no sea muy adecuada, mi zanahoria es tan sólo alcanzar una calidad de vida mínima como cualquier persona normal.

En éstos momentos vino a mi cabeza la frase que en el colegio me enseñaron. Fué pronunciada por Felipe II, ante la impotencia de perder una batalla a pesar de todos sus esfuerzos:

«Yo envié a mis naves a luchar contra los hombres, no contra las tempestades. Doy gracias a Dios de que me haya dejado recursos para soportar tal pérdida: y no creo importe mucho que nos hayan cortado las ramas con tal de que quede el árbol de donde han salido y puedan salir otras»

Aunque dudo mucho de poder tener nuevos brotes, para que puedan renacer ramas de un árbol demasiado debilitado por elementos tan adversos.

Cuando ayer me quedé tirado en el arcén de la Z-40 me sentí impotente y con ganas de llorar. Lo que más me dolió fué el ver cómo un compañero muy cercano a mí, pasó a dos metros junto a mí y ni siquiera se inmutó. Compañero de emisora (de “amigos” radioaficionados), siguió hablando tan tranquilo. Yo estaba escuchándolo en ese momento y esperaba una pregunta de él… pero nada)

Estoy pensando seriamente en abandonar el oficio. Los veintidós años pasados me la traen al pairo, sólo son un orgullo más en mi vida.
El taxi está inmaculado de chapa, brilla como de nuevo. Ni un sólo golpe en un año y medio; 135000 kms de trabajo limpio. Todo ésto lo digo por si alguno pudiese pensar que soy el típico rompecoches. No es el caso.

Lo más importante es la vida y gracias a Dios sigo en pie y con buenas piernas por cierto y buenos brazos con los que espero poder sacar adelante a mis hijas.

Anuncios

2 comentarios en “Impotencia

  1. Siento lo que ha pasado con tu coche, espero que simplemente sea algo que no arreglaron bien y tenga una facil y ràpida soluciòn.
    En cuanto al hecho de esperar algun tipo de feed-back por parte de tu compañero, si no esperas nada de los demàs las cosas irAN MEJOR

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s