El insoportable calor del verano


El calor del verano es insoportable.


Un taxista va circulando por la calle Pedro Cerbuna de Zaragoza.


Junto a esa calle hay un gran parque que todos llaman “Parque Grande”, a la altura del antiguo Cuartel de la Policía Local, en la intersección de la calle Serrano Sanz, corren dos personas de unos treinta años haciendo “footing” a la altura del paso de cebra…


Debido a la velocidad de los deportistas y al insoportable calor del verano, el taxista reacciona tarde y frena, quedándose situado con tan mala fortuna y sin malicia (de lo contrario, hubiese pasado de largo sin detenerse) en medio del mencionado paso.


El calor del verano es insoportable y el taxista no lleva aire acondicionado en su Volkswagen Jetta, con lo cual queda perfectamente entendido que la ventanilla del taxi iba completamente abierta.


Los corredores a su paso miran con rabia y desprecio al joven taxista (entonces) y acompañan con insultos graves a su persona.


El calor del verano sigue siendo insoportable y ésto seguramente anima a uno de los deportistas a escupir directamente al taxi.


Y debido al insoportable calor del verano, hace que el cálculo de la fuerza con que es propulsado el escupitajo falle, desviándolo inevitablemente hacia el interior de la ventanilla, ocasionando el impacto de los fluídos espesos del corredor, en el sudor de la cara del joven taxista (entonces).


El calor del verano es insoportable y hace que el espeso líquido haga reacción en las neuronas del taxista (he dicho que era joven ¿no?), transformándolo en un ser horripilante y verdoso (taxista al mismo tiempo).


A unos quince metros del suceso, el dolor de riñones del joven taxista es insoportable como el calor del verano y la mala hostia es liberada haciéndole tirar del freno de mano, dispuesto a bajar y hacer el sprint de su vida, cual guepardo africano tras la gacela…


Una mano que viene del asiento trasero detiene al joven taxista acalorado por el verano y sin saberlo, evita lo que hubiese sido un suceso en la prensa y televisión…


¿Verdadero o falso?


P.D. Aguanto quetecagas a los HP (hijos de puta).

————————————————————————————–
Juega y calla

Anuncios

4 comentarios en “El insoportable calor del verano

  1. A mi me paso un caso graciosisimo.. que se me cruzo un ciclista de estos que se saltan los semaforos en rojo y casi me lo llevo por delante con la consiguiente pitada por mi parte. Se volvio para increparme por la pitada pero no se dio cuenta que hay farolas muy traicioneras y pataplun, se la comio el solito..

    Asi que cada vez que me ocurre alguna de esas en vez de cabrearme y empezar a soltar idiomas aun desconocidos.. simplemete me acuerdo y digo “pon una farola en tu vida”..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s