" Por si hubiese alguna duda "


Alguien se planteaba hoy, si costaría en mayor o menor grado devolver un bolso extraviado en un taxi con veinte mil euros.
Lo que sí sabemos es que la noticia saltó ayer en los medios de comunicación. Efectívamente, en Zaragoza un taxista honrado entregó el bolso con la documentación y los veinte mil euros.

Podemos tener mala leche y ser “pesetos” en mayor o menor grado como los demás mortales, supongo.

Estamos acostumbrados a nuestra legalidad interna en cuanto a revisiones, documentación e impuestos. Nos movemos en la sociedad y sabemos lo que llevamos entre manos: público que nos paga por nuestro trabajo, por tanto nos debemos a él.

El dinero pasa por nuestras manos de largo, somos meros recaudadores totalmente controlados y transparentes por donde quiera que se mire.

Pero ante todo somos personas, tenemos conciencia y valores humanos, que día a día pulimos con el variado público que solicita el taxi, y eso es lo que más valor debe y tiene en las personas de buena fé.

Por eso, el compañero como cualquiera de nosotros hubiésemos hecho, no dudó en entregar el extravio a la Policía Local, lo hizo en buena hora para todos. No nos pudo venir mejor, para una vez más limpiar la imagen de un gremio luchador y trabajador.

Gracias compañero por tu acción.

Teruel exíste… y además mola.

“El Centro Comercial Abierto de Teruel ha creado un vídeo virtual en 3 dimensiones del Centro Histórico de la ciudad, con el que se hace un recorrido por el patrimonio cultural y artístico de esta parte de la ciudad. La aplicación se puede encontrar en la página web de la asociación de comerciantes: www.centrohistoricoteruel.com.

La visita virtual permite recorrer la Plaza del Torico, la de la Catedral o la de La Marquesa entre otros lugares emblemáticos, también las Torres Mudéjares y otros elementos del Centro Histórico de Teruel…”

Leer más AQUÍ

————————————————————————————–

JUEGA Y CALLA

Estoy cansado… y mucho


Después de la Fiesta de Rebecca me encuentro relajaaado y agusto, pero llevo unos días cansado de mi actividad familiar y económica.

Después de un día aceptable dentro de la crisis, me decidí a hacer la compra en el Carrefour para echar una mano a Susy que está la pobre hace un mes con las niñas que no sale de una y se mete en otra. Bueno, el caso es que me llamó al móvil y me dió la noticia de que íban a ingresar a mi madre en el hospital con una bronquitis casi convertida en neumonía. Con la compra en el maletero corriendo al hospital para saber de primera mano lo que allí ocurría. Momentos duros, aunque creo que no será nada grave. Ojalá.

El lunes en la revisión del taxi, me dijeron que tenía que renovar el permiso de la emisora de radioaficionado.

Con tantas cosas que en estos últimos años pasé he estado yo para jilipolleces de emisoras y de chorradicas…

Total que la chorradica del nuevo canon único y para siempre por ser radioaficionado me costó 191 euros. ¡¡Vaya sablazo!! Bueno al final me armé de valor y los pagué dando gracias a Dios que otr@s se lo gastaron en medicina y yo los tenía disponibles.

Hay quien me ha criticado porque parece que todo lo pinto maravilloso y genial. Pues estoy cansado y hasta los cojones de pagar un montón de cosas, pasar miedos y apuros con mis chiquititas y contar los días que me quedan para que llegue agosto… para ¿irme de vacaciones? Pues va a ser que no.

Cuento los días hasta el verano que nos revisen la hipoteca y que resten 500 euros al mes de lo que estamos pagando.

Sin embargo no cambiaría ni un sólo suspiro de mi vida por la amargura de la soledad egoísta y solitaria.

Dentro de algun tiempo no lo sé, pero de momento aquí estoy; mis niñas duermen como soles en sus camitas de la planta superior de la casa.
“Mi taxi” está descansando en la cochera que hay al otro lado del pasillo. Y las noches de luna llena, una luz blanca penetra por las ventanas del techo de la buhardilla iluminando los juguetitos reposados de las nenas.

Siempre hacia adelante… hacia atrás para coger impulso.

La metamorfosis

A veces no tienes muy claro que es lo que llevas entre asientos, casi siempre al final adivinas si se trata de uno o de una, pero a veces no es nada sencillo.

Mira que si después del: -¿Estudias o trabajas?, te encuentras con “uno” y pensabas que era “una”…

—————————————————————————————-

JUEGA Y CALLA

La duda de mi primera impresión

Era tarde ya (sobre las doce de la noche) de una desangelada noche de entre semana, la calle vacía como de costumbre últimamente. Aquel día se me olvidó ir a la caja de ahorros y a la mañana siguiente había que pagar algo en el cole de las niñas, no recuerdo el qué exactamente. El caso es que tenía que sacar dinero en ése cajero en concreto porque en Zaragoza sólo hay dos cajas de Cajastur y uno de ellos no funciona la libreta para los reintegros.

Mi sorpresa fué cuando al ir a entrar al cajero encontré un hombre en su interior tras los cristales, parecía dormido. Pensé que no le molestaría mi presencia y a mí la suya menos, así que tiré de la puerta tras pasar la banda magnetica por el lector.

Puede comprobar que estaba el cerrojo puesto dentro, creí que debería marcharme sin éxito… Pero casi al mismo instante de éste pensamiento el hombre se revolvió rápido y asustado tras escuchar el chasquido electrico de la puerta. Nos miramos a los ojos frente con frente tras el cristal y yo le dije con toda la naturalidad:

-¿Me puedes abrir un momento?.

El hombre sin dudar me abrió la puerta y me dió las buenas noches a su manera y yo hice lo propio y aún añadí:

-Siento interrumpirle, sólo será un “momentico”.
-Nada nada, me contestó.

Cuando quedé de espaldas a él para introducir la clave secreta me vino a la cabeza que podía costarme caro lo que estaba haciendo, además también llevaba la recaudación de las últimas horas del taxi. Pero me fié de él y de mi primer fotograma personal que acostumbro a hacer cuando trabajo con la gente.

Aunque no es bueno hacer prejuicios de nadie, en éste caso funcionó y el hombre se comportó ejemplarmente.

Reconozco que pasé un momento de tensión y miedo a sus espaldas, en esos segundos que bajé la guardia para introducir la clave secreta, pero tan sólo fué un instante.

Al salir, nos volvimos a mirar extrañados y me dijo adios de la misma manera que me saludó al entrar, tan sólo una última cosa le dije.

-Vuelve a cerrar bien la puerta amigo, nunca se sabe quien puede entrar a estas horas…

-Asintió con la cabeza, dándole media vuelta rápidamente al cerrojo.

A / C ( Aire acondicionado )

Siempre me parecieron algo ruines los compañeros que en pleno mes de Julio con cuarenta y dos grados a pleno calor, les veía circular con las ventanillas abajo o con ventiladores de esos que van conectados al mechero.

Recuerdo que algunos se ponían un triángulo de cristal en el extremo de la ventanilla y cuando lo giraban a contraviento, entraba una corriente de aire que aliviaba aquellos calores.

El primer taxi que tuve era un Renault 9 (con cinco velocidades, jjajaajaja) y no tenía aire acondicionado.

El segundo taxi fué un Renault 21 y sí llevaba aire acondicionado, recuerdo que algunos clientes que llamaban a la 42, solicitaban ése lujazo con previa antelación.

Un día llevé a una clienta “famosa” entre nosotros (los taxistas) llamada Alma que la llevé a Salou por llevar aire acondicionado. Era una mujer con mucha vida a sus espaldas (por decir alguna parte de su anatomía).

Lo malo de aquellos aires acondicionados era que no estaban “acondicionados” a la cilindrada del coche y solía ocurrir que te quedabas sin batería después de una larga tarde de atascos y calor, porque el alternador tampoco estaba diseñado para suministrar esa cantidad de amperios.

Acabé hasta las narices del dichoso aire y sus grandes averías… tanto fué así que el siguiente taxi fué un Volkswagen Jetta 1.6 sin aire. Pero me arrepentí cuando llegaron los primeros calores del año 1991, un año que en Aragón no cayó ni una sola gota de agua (¡¡ joder ya estamos con el agua).

En 1998 compré el Audi A4, aquellos y los siguientes coches ya venían todos de serie bien preparados, con buenos dispositivos de alimentación.

Tanto con la Xara Picasso cómo el C4 que llevo en la actualidad me he despreocupado totalmente del sistema de funcionamiento. Curiosamente con menos motor se nota menos que en aquellos “tanques” con mucho motor y pocos CV.

A lo que íbamos tuerto; resulta que después de décadas poniendo a parir a los compis que no utilizaban su A. C., ahora cada vez que pongo el airecito me duelen una pasada las manos y lo tengo que quitar. Manda narices.

Si es que no se puede hablar antes de saber el porqué de las cosas y de las personas, pero claro sólo se es joven una vez y nos pensamos que somos los supermanes del universo y los que más saben de todo.

¿Te suena?

————————————————————————————–

Juega y calla

"Lagos Azules"

“QUIERO” (Para Susy)

</a

Quiero ver en tus ojos el destello,

la inquietud de mi fibra, el rocío

en tus manos asidas a mi río,

el recodo en que habita lo más bello.

Quiero ser en la sangre de tu sello

hoja hueva en el vaso antes vacío,

ser, amor, tu sabor en el estío,

la delicia en el pulso de tu cuello…

Leer más AQUí