Serenidad

Se respira inseguridad en casi todos los sitios que paso. La gente no se fía de casi nadie, hay miedo y nervios ante el presente que tenemos. Busco respuestas con preguntas sinceras. Pero no simpre se pregunta en lugares acertados, porque tampoco las personas receptoras son las adecuadas.

Quejarse es una actitud infantil y no sirve para nada. Pero ¡cuanto cuesta aguantarse! en segun que circunstancias…

Se me antoja serenidad. aquí os dejo unos consejos que encontré:

.Ocuparme menos de mí mismo y prestar más atención a lo que necesiten los demás, sobre todo mi familia. Lo importante son los afectos que nos unen a nuestros seres queridos.
.Renunciar a toda vanidad y pretensión de superioridad frente a los demás. Tratar de resolver mis problemas y progresar mediante el trabajo y el estudio.
.Reconocer mis errores y tratar de corregirlos, sin dramatismo, pero con prontitud y firmeza.
.Mantener siempre mi talante optimista para afrontar la vida con decisión, serenidad y alegría.
.Conducirme en todo momento con rectitud y honestidad, respetando y aceptando a los demás.
.No dejarme influir por ciertas pretensiones y actitudes apremiantes o descalificadoras de quienes necesitan autoafirmarse en detrimento de los demás.
.No responder jamás a provocaciones, ni entrar en discusiones inútiles acerca de la valía personal.
.Decir no cuantas veces sea preciso cuando no esté de acuerdo con aquello que se demande de mí.
.Aceptar la vida con sus dudas e incertidumbres, tratando de mejorar aquello que de mí dependa y no agobiarme por dificultades y fracasos.
.No perder el tiempo con quejas inútiles ni caer en la trampa de juzgar, criticar y descalificar a los demás.

Por el psicólogo y psicopedagogo: BERNABÉ TIERNO

" El tigre que balaba "


Al atacar a un rebaño, una tigresa dio a luz y poco después murió. El cachorro creció entre las ovejas y llegó él mismo a tomarse por una de ellas, y como una oveja llegó a ser considerado y tratado por el rebaño.

Era sumamente apacible, pacía y balaba, ignorando por completo su verdadera naturaleza. Así transcurrieron algunos años.

Un día llegó un tigre hasta el rebaño y lo atacó. Se quedó estupefacto cuando comprobó que entre las ovejas había un tigre que se comportaba como una oveja más. No pudo por menos que decirle:

–Oye, ¿por qué te comportas como una oveja, si tú eres un tigre?

Pero el tigre-oveja baló asustado.

Entonces el tigre lo condujo ante un lago y le mostró su propia imagen.

Pero el tigre-oveja seguía creyéndose una oveja, hasta tal punto que cuando el tigre recién llegado le dio un trozo de carne ni siquiera quiso probarla.

–Pruébala -le ordenó el tigre.

Asustado, sin dejar de balar, el tigre-oveja probó la carne. En ese momento la carne cruda desató sus instintos de tigre y reconoció de golpe su verdadera y propia naturaleza.

*El Maestro dice: El ser humano común está tan identificado con la burda máscara de su personalidad y su ego que desconoce su genuina y real naturaleza.

Posiblemente eres tú.


Me gusta la claridad, la sencillez al hablar y también cuando te escribo. Me gusta llegarte a lo más profundo de tu ser, por eso no busco demasiadas complicaciones a la hora de expresarme cuando sé que lo que deseas es entenderme. A pesar que no soy nadie especial; no soy un escritor, mas bien soy contador de historias. Tu las sabes ordenar a tu forma y color.

Te veo todos los dias en diferentes lugares, me sonríes cuando bajas del taxi y eso es lo que mas me llena de la mañana, te veo alejarte cargado de bolsas de alimentos para tus hijos y me despiertas cariño. A veces estás esperando el autobús cansada y con nervios a la vez, te comprendo. Hoy te ví de nuevo; hoy estabas poniendo una multa, oculta detrás de tus gafas y te comprendí porque estabas trabajando. Yo estaba detrás de las mías y llevaba mala cara, pero me hiciste sonreir al darme preferencia de paso.

Somos mucha gente y somos uno,con rasgos comunes de trabajo y de sentimientos.
Tenemos en comun, la ilusión de llegar a casa todos los dias.
Hoy son estos personajes y mañana son otros.

Comprendemos al ignorante que siente desprecio por los demás, al dubitativo por su inexperiencia.

Somos los auténticos personajes de la vida.

El arco iris es el abrazo de un hijo y la mano que acaricia nuestro rostro tenso al llegar a casa.

No esperamos nada de casi nadie, sólo queremos vivir en paz.

Posiblemente suene poco interesante, pero es que nos sale de dentro ser así; nos apetece.

Vivimos y dejamos vivir, a los demás.

Los taxistas celebran hoy San Valero con los 180 ancianos de la Casa Amparo

(EUROPA PRESS) – Los taxistas de la Asociación Provincial de Taxis de Zaragoza celebran hoy, 28 de enero, San Valero y llevarán roscón y sidra a los 180 ancianos de la Casa Amparo. Con esta iniciativa, el sector del taxi desea continuar su campaña solidaria con algunos de los sectores más desfavorecidos

Tras el éxito de la visita del pasado día 5 de enero al Albergue Municipal, la Asociación Provincial de Taxis de Zaragoza acudirá un día antes de la celebración del patrón de Zaragoza a la Casa Amparo para compartir la jornada con los 180 ancianos que viven en esta residencia en situación de dependencia.

Una representación de los taxistas de Zaragoza visitará a las 13.15 horas las instalaciones municipales, situadas en la calle de Predicadores número 96, con 20 botellas de sidra y diez roscones gigantes.

Los taxistas zaragozanos “son conscientes de que los mayores del Amparo tienen todas sus necesidades básicas cubiertas. Por ello, con los roscones y la sidra lo único que pretenden es arrancarles una sonrisa durante un rato de alegría y cariño”, informan desde la Asociación Provincial de Taxis de Zaragoza.
—————————————————————————————————————————————-

-Historia de San valero, patrón de Zaragoza

Valero nació en Zaragoza en el siglo III, hijo de una de las más ilustres familias de Zaragoza. Fue obispo de Zaragoza en el año 290, y dedicó su vida a predicar la fe cristiana y evangelizar a sus fieles.

Los últimos años de su episcopado no podía cumplir con el cargo de la predicación, por un problema en la lengua, por lo que fue llamado “el tartamudo”. Pero encontró un magnífico ayudante en el diácono Vicente, (San Vicente Mártir) que se trajo de Huesca.

En esta época, a principios del siglo IV, todo lo cristiano resultaba una clara amenaza para el imperio romano y Diocleciano y Maximino desencadenaron una cruel persecución contra la Iglesia, principalmente contra obispos, presbíteros y diáconos. Valero y Vicente fueron llevados prisioneros a Valencia para ser juzgados por un tribunal. Vicente halló el martirio y Valero fue desterrado a Enate, pueblo cercano a Barbastro. Cuenta la tradición que San Valero por su problema de tartamudez, no se pronunció ante el tribunal valenciano, el cual dirigió su atención principal hacia Vicente, que quiso hablar por ambos y pagó con la vida su discurso, siendo San Valero desterrado.

En Enate vivió unos doce años dedicado a la oración y penitencia en el templo que había hecho edificar en honor de su diácono, una vez conocido su martirio, hasta su fallecimiento en el año 315.

Los venerables restos del santo obispo, como era frecuente entonces ser muy veneradas y solicitadas las reliquias, sufrieron varios traslados, sobre todo durante la época de ocupación de España por los árabes. Estuvieron primero en el castillo de Estrada y posteriormente fueron trasladados a Roda de Isábena, entonces cabeza eclesial de Aragón.

Un retrato que seguramente reproduce los rasgos de Benedicto XIII, se guarda en el Museo Capitular de Zaragoza. Cuando Don Pedro de Luna fue elegido papa, regaló a la Seo, en 1397, el relicario para guardar el cráneo del obispo patrono y protector de Zaragoza. Hecho por orfebres y esmaltadores del taller de Aviñón, en plata sobredorada y con pedrerías, es una de las mejores piezas góticas que guarda Aragón.

Su festividad se celebra el día 29 de enero en la ciudad de Zaragoza, siendo este día el postre popular de todos los zaragozanos el típico “Roscón de San Valero”. Ya es tradición que en la plaza del Pilar se reparta cada año un gran roscón bendecido que es degustado por unas 10.000 personas y que se coloca a las 10 de la mañana en la Plaza del Pilar.

" Sé como un muerto "


Era un venerable maestro. En sus ojos había un reconfortante destello de paz permanente. Sólo tenía un discípulo, al que paulatinamente iba impartiendo la enseñanza mística. El cielo se había teñido de una hermosa tonalidad de naranja-oro, cuando el maestro se dirigió al discípulo y le ordenó:

–Querido mío, mi muy querido, acércate al cementerio y, una vez allí, con toda la fuerza de tus pulmones, comienza a gritar toda clase de halagos a los muertos.

El discípulo caminó hasta un cementerio cercano. El silencio era sobrecogedor. Quebró la apacible atmósfera del lugar gritando toda clase de elogios a los muertos. Después regresó junto a su maestro.

–¿Qué te respondieron los muertos? -preguntó el maestro.

–Nada dijeron.

–En ese caso, mi muy querido amigo, vuelve al cementerio y lanza toda suerte de insultos a los muertos.

El discípulo regresó hasta el silente cementerio. A pleno pulmón, comenzó a soltar toda clase de improperios contra los muertos. Después de unos minutos, volvió junto al maestro, que le preguntó al instante:

–¿Qué te han respondido los muertos?

–De nuevo nada dijeron -repuso el discípulo.

Y el maestro concluyó:

–Así debes ser tú: indiferente, como un muerto, a los halagos y a los insultos de los otros.

*El Maestro dice: Quien hoy te halaga, mañana te puede insultar y quien hoy te insulta, mañana te puede halagar. No seas como una hoja a merced del viento de los halagos e insultos. Permanece en ti mismo más allá de unos y de otros.