Tocando el cielo…



Ayer poco antes de marcharme a trabajar, “las peques” me dieron un beso al marcharse a la camita a descansar y a la más chiquitina la acercó Susy a mi cara, para darme su besito de dieciocho meses, toda una delicia de instante feliz para mí. El mejor del día sin duda. Ayer fué un día especial cuando a punto de subir las escaleras con mami, me miró y me dijo claramente:

– Adios, papá. Te quiero.

Me quedé mudo un momento y tembloroso le contesté:

-Yo también te quiero, cariño.

Una acción tan simple fué capaz de recargar toda la energía y vitalidad necesaria para seguir viviendo y trabajando con total frescura y empeño, como si del primer día se tratáse. Era su primera vez que lo dijo claramente con toda la intencionalidad y en el momento oportuno.

Cuando me quedé sólo, tengo que reconocer que lloré al recordar viajes largos de seis horas en busca del amor de su madre, de retornos dolorosos con serias dudas de subsistencia y cordura.

Dudar de la locura ante situaciones nada “normales”, sentir el latir del corazón en las venas del cuello al borde de un ataque de nervios.
Un frío intenso, humedádes del norte, neblinas, orbayos. Nieve en el camino, Una idea fija: Susy. Un destino improbable por las circunstancias, ilusión y destino.
Los entornos de allá y de aquí. La sociedad, las oportunidades: todo en el justo lugar y medida.

Pero el amor es poderoso, no entiende de estados civíles ni de genes, de colores ni de naciones. Y la prueba, son los mejores momentos personales de mi vida y ayer con la pequeña Susi, la fusión del cariño, pasión y deseo, hecha de carne y hueso. Repitiendo lo que oye a diario en boca de sus mayores: Te quiero, buenas noches papá.

Es inmenso y grande es como tocar el cielo. Echarse a volar y volar. Querer respirar y respirar ozono puro.

Todo ésto es amor.

Nuestro árbol de Navidad, éste año sin iluminación por seguridad infantil y con las bolas de plástico

Anuncios

Un comentario en “Tocando el cielo…

  1. Es cierto lo que dices.Cuando un hijo te dice que te quiere,te das cuenta de que todo lo que has pasado hasta ese momento,bueno o malo,ha merecido la pena.
    Por cierto.Me encanta tu nuevo “look” del blog.Poco a poco la has cambiado hasta darle personalidad
    TE AMO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s