Pasos de cebra. para volverse loco

Cuando paso por un paso de cebra, pasa lo que pasa.
Lo correcto es parar para que pasen los peatones y peatonas.
Algunas veces paras y no quieren pasar, se pierde más tiempo.
Otras no paras y como te vean los que siempre te ven, te paran para denunciarte.
A veces paras y pasan detrás de tu coche o simplemente no pasan porque pasan olimpicamente de tí,
Otras veces se encuentran dos amigos en medio del paso de cebra, mientras tu estás parado.
En ocasiones, el paso lo cruzan fuera de las rayas o en oblicuo.
También sucede que el jubilado de turno te cede el paso con la mano, mientras una ancianita lleva la mitad del camino en el otro sentido.
Y, ¿que me dices de la mirada del tigre cuando esperan que pases para abalanzarse sobre la cebra?
Y del cabrón del niño que cruza y te mira como diciendo: PASO YO, jajajaja.
De la mamá que pasa con el cochecito de niño por delante, poniendo a prueba tus reflejos.
Cuando te pegas un susto porque no viste un balon rodando, y de pronto un papá para la pelota con el pie y balancea la cabeza como diciendo: Te l’as jugao macho!!!
Hasta por la noche a las tres de la mañana puede cruzar un samurai con el sable en la mano.

De verdad de la buena. Por el niño Jesús que nació en Belen y murió en la cruz.

Anuncios

Un comentario en “Pasos de cebra. para volverse loco

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s