La suerte no es cosa de cartas

Si piensas detenidamente a unas personas les va estupendamente con sus alegrías, penas, desengaños e ilusiones; sin embargo a otras todo les va mal, todo es color gris y nadie les comprenden. Culpan casi siempre a los demás de “su mala suerte”, son víctimas hasta la saciedad del mundo; su mundo egocéntrico perdido.

Y no, no señor. La mala suerte es cuando pasas por una calle y te cae un tiesto en la cabeza y te deja seco en el acto. Pero la mala suerte no es haber buscado siempre su propio interes en los demás y en cada uno de los movimientos en el ajedrez de la vida tomando excesivo tiempo egoístamente y sin preguntar ni deparar en el prójimo.

Lo han dado todo por ellos, nada para nadie. Pero ésto se lo pasan por alto a la hora de expresar sus miserias y desgracias que ellos mismos van labrando.

Lo más sorprendente de todo es que alguno de ellos no se quieren ni a sí mismos, se alimentan mal, porque no son capaces de mover un sólo dedo de sacrificio ni siquiera en su propio beneficio. Deporte para otros, hobbies para otros. Esfuerzos ni uno.

Pero no me lloren ahora, no. Ésto es lo que hay. La miseria que pueden comprar con el maldito dinero no les hace feliz, ahora resulta que quieren cosas emocionales que se cultivan cediendo ante los demás, invitando a un café a un amigo dolido por un malentendido o simplemente para pedir perdón. Pero ésto es una utopía para quién no es capaz de dar su brazo a torcer, y ahora parece que las malformaciones las tenemos los demás, que hemos estado con el trasero al aire sin recibir ni la mitad de lo que ellos han recibido.

Ser sincero no quiere decir que los demás no lo seamos, tener el cerebro ortopédico cronificado, no es culpa de nadie, ni siquiera de ellos mismos. Pero cuando el egoísmo, es compatible con el victimísmo no me vengan con sinceridades maquilladas.

Conózcanse a ustedes mismos primero y después compórtensen como les gustaría que fuesen recibidos en el jardín que es el mismo para todos. Rieguen las flores con agua limpia y cristalina. Abonen para luego recoger.

Ya lo decía yo en : http://molamasla42.blogspot.com/2008/06/pedir-peras-un-manzano.html

Porque se diga lo que se diga, no los convencerás. Pero es que ya no me quiero molestar en ello, no me apetece hacer nada por esas sinceridades falsas envueltas en papel de cebolla.
TU SABRÁS PORQUÉ

Anuncios

2 comentarios en “La suerte no es cosa de cartas

  1. Fué un momento de tu vida que gracias a Dios ya terminó.Las personas tan negativas no traen nada mas que eso,negatividad a la vida de los que le rodean.
    Ahora las cosas son distintas (espero,por la parte que me toca,jjejeje).
    TE AMO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s