Unos minutos con…José María

José María, ayer
José María,hoy

Ésta tarde a las 15.40 h. aproximadamente, José María Iñígo después de despedirse de su compañero tomó un taxi, a las puertas del Meliá Zaragoza, al abrir la puerta me sorprendí de ver el popular personaje que tantas veces había visto en televisión.

Quise romper el hielo no muy tarde porque del Meliá a la estación intermodal Delicias no habrá más de 7 minutos en taxi…
Al reconocerlo típicamente me preguntó si nos habíamos hecho millonarios con la Expo, mi respuesta después de una sonrisa ya podéis imaginaros cual fué…
Más tarde me comentó que sus compañeros habían hecho viajes en ave por no pagar los abusivos precios de los hoteles, en el periodo Expo. Me dijo que ahí seguía, luchando…
Es curioso; me pareció demasiado tímido y de pocas palabras. Tuve la impresión de estar con una persona sencilla y que nada tenía que ver con su vida televisiva.

Aunque breve ,fué agradable su trato.

-Feliz viaje a Madrid.

" Te echo de menos "


Pensé que lo llevaría bien, pero no es nada fácil aguantar tu ausencia, cada instante es una falsa alarma, me levanto y tu no estás correteando por la casa. Busco tus manitas y añoro tus besitos de bebé, suavecitos y tiernecitos.
Hoy es tu primer día de guardería, mamá está trabajando, también es nuevo para mamá después de más de dos años cuidando de tus hermanas, de mí y creándote a tí, cielo.

Ya eres más independiente, hoy es la primera vez que estás sin papás, y aunque estás bien cuidada, te añoro tanto…
No sé si es normal que me digas “Te quieeeerooo”, pero te aseguro que es lo mas maravilloso del mundo ver tu mirada reposada en la mía, todo se entiende entre nosotros, con tus dieciseis mesecitos te las sabes todas porque tienes dos hermanitas que te enseñan y te dan cariño.
Acabo de preguntar por tí, y me dicen que comiste bien e incluso dormiste tu siestecita y a mí se me parte el corazón de pensar en tu despertar en un lugar extraño para tí.

Hoy cuando nos veamos, nos vamos a fundir en un abrazo y procuraré contener mis lágrimas que ahora tengo pensando en lo mucho que te quiero, tan pequeñína, tan despejada y tan deseada por mí…
Dicen que te pareces mucho a mí, y yo me siento el hombre mas feliz de la tierra cuando observo los rasgo comunes entre ambos, por tener tenemos hasta el mismo raro grupo sanguíneo (0-).
Aquí estamos tus hermanas y yo contando los minutos para reir juntos de nuevo, aunque estarás cansadita, mi vida.

Hoy iremos a ver a mamá a su nuevo trabajo, y le daremos una alegría, que aunque ya no es sorpresa, estamos todos nerviosos.

Mi princesa que antes de nacer fué el ser más deseado del mundo, estás ahí entre tus nuevos compañeros y nuevas tutoras.

Mil besos princesita. Papá

Cuéntame un cuento: " El verdadero amigo "

Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron.

El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:

HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGO UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse.

El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo.

Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:

HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVO LA VIDA.

Intrigado, el amigo preguntó:

¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?

Sonriendo, el otro amigo respondió:

Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.

 

 

" TE PUEDEN ROBAR EL CORAZÓN "


Con buenas palabras y los mejores modales, prometiéndote lo mejor a cambio de casi nada. Posiblemente casi con toda seguridad es quien apenas te llama la atención, bien sea por su imagen, cercanía o por tu caracter bueno o bondadoso hace que no te des cuenta de sus verdaderas intenciones de ” viejo lobo de la pradera “.

Suelen ser personas inteligentes, pueden ser jóvenes y mayores pero con gran capacidad para que rápidamente se adueñen con su diálogo de los que escuchan y están con los brazos abiertos dispuestos a entablar nuevas amistades.

Se alimentan de la compasión y el cariño ajeno y se regocijan en el morbo de la mentira y la seducción.

Hace poco tuvimos un visitante en la familia, un lobo negro que vino de la nada anunciando “nobleza baturra” y amistad duradera. Yo lo conocía hacía mucho tiempo, y jamás tuvimos amistad verdadera, todo lo contrario: un encuentro casual por terceras personas y nada de diálogo.
De pronto y por “casualidad” se presentó ante mis propios ojos delante de lo mejor y de lo que más quiero: mi mujer y mis niñas, argumentando tener buenísima amistad conmigo hacía años.

Con nombre dirección, datos personales todos habidos y por haber, todos auténticos, el viejo lobo de la pradera se introdujo en nuestra vida a la fuerza, con imagen de viejecito venerable y familiar, que a las espaldas se relamía su pegajosa boca y sus afilados colmillos…

Con mentiras, eramos pasto de terceras y cuartas personas, con injurias e historias utilizando a su propia mujer y a sus hijos. Atrevido, encubierto y morboso hasta límites insospechados que nunca querremos saber más.

El goloso lobo se hinchaba con mentiras divulgadas tecnológicamente hablando. Cada vez mas y más gordas, quería saciarse hasta reventar; hasta que por fin… El cazador fué cazado en sus verdaderos propósitos y poco a poco nos fuimos enterando de vejaciones en otros sitios y lugares. Detrás de un título de ingeniero, detrás de una vocación cristiana predicada a los cuatro vientos, detrás de su humilde familia, un padre biológico frustrado… El lobo, el viejo lobo de la pradera fué cazado y advirtiéndoles a esas otras personas (sus víctimas) de lo que realmente era el viejecito tierno y venerable. Creo que hicieron caso omiso, por su falta de cariño o por su ceguera creada en sus más profundos principios nobles e ignorantes.

El lobo anda suelto, sigue estando cerca del delito sin cometerlo, al menos de momento, pero suelto al fin de al cabo, buscando corderos donde saciar su apetito, eligiéndo a sus presas sigilósamente con cuidado…

Lección importante la que nos enseñó el muy hijo de puta: ” No te fíes de casi nadie aunque predique verdades y ejemplos con manos suaves y temblorosas por el tiempo “

Jose.

" Historias de unos jabalíes "

A las 2.30 a.m. un señor de unos treinta tres años en la Gran Vía zaragozana, a la altura de la calle Marco Marcial, me alza la mano con la intención de parar el taxi, acto seguido me detengo y observo que se levanta de un portal su acompañante ambos “machos y varones”. Borrachos lo que se dice borrachos sólamente iba uno, pero bueno cómo por la noche el que no va borracho está en proceso… Adelante con los faroles!!!

-Buenas noches, llévanos a Longares.
-Hola, muy buenas, a qué número de la calle
-“A Longares, Longares joder al poblo”(pueblo)
-Muy bien,entonces vam…
-Toma, la pasta por delante, que no creas que no vamos a pagar, que nos “imos liau y en cima no imos fullau”.
-Jajaja, anda vamos para allá…
-Tienes que ir todo tieso que por el otro lao nos chupamos 5 semáforos y es una mierda.
-Vale.
-Es que hay muchísmo semáforo hasta que salimos de Zaragoza.
-mmmmmmm
-Es que así como vamos , lo mejor un taxis y a tomar por culo. Que nos imos liau, virgen del Pilar, y encima pa no follar, mira un taxis y a cascala.
-Oye, vivimos de puta madre, yo soy el fontanero del pueblo y éste tiene una granja de cerdos, pero que nos imos liau…

Tras recibir órdenes de tal singular gps, y con la música del roncar del acompañante, nos vimos sobresaltados por un intento de vomitina…

– coooó!!!!!!!, anda para que se marea el desgraciao de mi hermano, será tontolaba…
Paré cómo pude, y como un saco de patatas, literalmente cayo por la cuneta despeñándose el sujeto.
-Oye que se ha caído, mira a ver que se habrá hecho daño…
-Éste… éste está asilvestrado, míralo parece un jabalí el hijo puta, y encima pa no vomitar.
Cual película española de Almodovar, intentó levantar el cuerpo que parecía un cadáver por el campo que había al lado de la cuneta. Patadas, bofetadas moratones…
sentí miedo en la oscuridad, cuando se bajó para intentar incorporar a su hermano, sentí la tentación de salir con la C4 a toda pastilla, pero me contuve por respeto a ellos y a su nobleza de haber abonado el servicio antes de comenzar…

A trancas y barrancas se volvió a meter en el taxi que parecía una UVIMOVIL, se lamentaba de el jabalí de su hermano, y me decía:
-El zancocho ya está hecho, mañana que nos baje la Nuria a Zaragoza y vamos a por los coches y ya está.
-Bueno, en 7 kms estamos en destino.

Por fin llegamos, y al abrir la puerta el sujeto pasivo, volvió a destozolarse por el terraplen de al lado de su casa. Ya no sentí miedo, sentí alivio al ver descansando en tierra semejante jabalí.

Me dió la mano el fontanero de Longares, agradeciendome mi santa paciencia y sonriendo mirando al suelo, díjome: De éste me encargo yo…

Así un cura muy famoso de Longares decia ” en mi pueblo cuatro huevos son dos pares ”

“Yo me voy a Zaragoza, que el que no se jode goza”

myspace layout codes

Cuéntame un cuento: " Gotitas de amor "


“Había un incendio en un gran bosque de bambú; el incendio formaba llamaradas impresionantes, de una altura extraordinaria; y una pequeña ave, muy pequeñita, fué al río, mojó sus alas y regresó sobre el gran incendio, y las empezó a agitar para apagarlo; y volvía a regresar y volvía a ir una y otra vez; y los dioses que la observaban, sorprendidos la mandaron a llamar y le dijeron:

Oye, por qué estás haces eso? Cómo es posible? Cómo crees que con esas gotitas de agua puedas tú apagar un incendio de tales dimensiones? Date cuenta: No podras lograrlo.

Y el ave humildemente contestó:
“El bosque me ha dado tanto. Yo nací en este bosque que me ha enseñado la naturaleza, me ha dado todo mi ser. Este bosque es mi origen y mi hogar y me voy a morir lanzando gotitas de amor, aunque no lo pueda apagar”. Los dioses entendieron lo que hacía la pequeña ave y le ayudaron a apagar el incendio”.

Cada gotita de agua apacigua un incendio. Cada acción que con amor y entusiasmo emprendemos, un mejor mañana será su reflejo. No subestime sus gotas:
millones de ellas forman un océano. Todo acto que con amor realizamos, regresa a nosotros multiplicado.