Los puentes de madison


Si habéis visto la película ” Los puentes de Mádison”, admiraréis lo que es una historia de amor. Ésta película me impactó, por su realidad sobre los sentimientos. La interpretación impecable de los actores hacen que sea una película única, humana , tierna y descarádamente real.
Una mujer con su vida hecha: Esposa de un marido bueno, aunque rudo y nada imaginativo… unos niños felices, una casa que cuidar y un orgullo femenino que mantener…
De pronto, un extraño se introduce en la vida de ésta mujer, enseñándole que la vida tiene otro color, que hay amaneceres bonitos todos los días. Que se puede disfrutar de una cena sencilla, mientras se habla de la vida, de las inquietudes, y que la luz de las velas iluminan como nunca los ojos de esa vida que no merece la desilusión de la monotonía que su entorno le ofrece.
Ilusión por una buena toma fotográfica, por unas amapolas en el camino, por una mirada atrevida, por el sol que calienta la tarde…
Aquella noche, después de una larga discusión sobre honores y sentimientos caen fundidos en la pasión de lo nuevo, de lo añorado, una noche inmensamente intensa y llena de caricias y de besos.
Se dan cuenta, que los años han pasado, aunque sus cuerpos responden cómo los de dos jóvenes encendidos por la pasión. Se acaban de enterar que estan hechos el uno para el otro. Dios mío! que difícil es parar el reloj, y dar marcha atrás, aun a sabiendas que están ante el amor de su vida. Sería demasiado cruel, para un marido que se clasifica en los “buenos”, y para los hijos ya adolescentes, nunca entenderían la actitud de su madre… A punto de abandonar todo por el gran amor nuevo, pero real e intenso. Una fuerza interior hace que en el último momento, la mujer dé marcha atrás y siga sentada, llorando en el coche de su marido, y éste ni siquiera sepa distinguir qué son lágrimas, y que es la lluvia de aquella, tarde…
Ésta película , ha sido real, ha sido auténtica en mi vida, pero la impotencia y la rabia de conformarnos con lo de siempre, una vida apagada y sin ninguna espectativa hizo que me revolviera, como el último impulso que dá una fiera antes de morir, herida por la pasión encontrada.
Dí la vuelta al final de la película, sabiendo lo que nos jugabamos y pensando que para bien o para mal, habíamos encontrado lo soñado, y no estabamos dispuestos a renunciar esa oportunidad.

Unas vidas rodadas, encuentran la ilusión y jamás miraremos atrás. Una vez más y haciendo honor al título del blog: “El desafío de correr riesgos, conduce a la felicidad”.

Anuncios

3 comentarios en “Los puentes de madison

  1. Recuerdo el dia que hablabamos por teléfono y te dije que si tenias ocasión vieras la pelicula porque sabía que te gustaría.Cuando la viste quisiste leer el libro y despues me comentaste lo que se parecía esa historia a la nuestra.Nosotros no quisimos compartir el mismo final asi que decidimos unir nuestras vidas a pesar de lo complicado que parecía.Ya llevamos 2 años viviendo juntos y,a pesar de que ha habido momentos muy duros,hemos decidido con ilusión casarnos.
    TE AMO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s