El tiempo no vuelve jamás

Anuncios

Día inolvidable

Siempre he apoyado la libre diversidad de identidad y tendencia sexual.

Yo soy una persona heterosexual y mi identidad coincide con la de mi sexo al nacer.

Sin embargo, apoyo totalmente a las personas con otra identidad de género. Pertenezco a Crisallys, que es la asociación de familias de menores con identidades diversas.

Lo he vivido en estos años con mi hijo… Y no tengo la más mínima duda de que esto es una realidad, lejos del capricho y el libre albedrío.

Michael detestó desde siempre la ropa de niña, con una actitud clara y limpia. Es un niño completamente íntegro y con su cabeza bien amueblada. Nada tiene esto que ver con sus futuros gustos sexuales que bien poco me importa cuales serán.

Durante el último año, tras el control del psicólogo, la conclusión es bien clara, no es una ilusión. Ha sido hora de cambiarlo todo desde el principio. Michael es una versión mejorada de su propia persona.

Quizás esto te suene raro o que simplemente no lo entiendas. Yo tampoco lo asimilaba así al principio a pesar de mi total tolerancia hacia los demás en ese sentido.

Hemos sido tolerante con él, siempre. Siempre estuvo rodeado de cariño y apoyo. Así es él, inteligentísimo y brillante. Así son las cosas y así está avalado por su colegio en sus calificaciones con 7 sobresalientes y 2 notables.

El día de la recogida de las notas, su profesora me advirtió que nadie regalaba nada allí. Él es así, y esos son los resultados.

Una vez que Michael tiene la total visibilidad y aceptación de todo su entorno… Tiene que venir la paz y la calma. Seguir luchando por una vida digna y respetuosa, es el objetivo.

Un rayo de luz

Esta mañana mi hija Verónica descansaba con una suave música… Al abrir los ojos observó desde la habitación del hospital que allá abajo en el exterior se encontraba un hombrecillo andando en un aparcamiento, pudo ver las matrículas de los coches, aún sin la perfecta nitidez. La alegría y euforia fue grande… Y después de medio minuto aproximadamente, la visión volvía a ser borrosa.

A partir de ahí puede uno pensar que realmente el nervio óptico solo está inflamado y no dañado… O quizás menos de lo que podía estar.

De cualquier forma es una buena noticia.

Maldita Sea

Mi hija Verónica, está ingresada en un hospital de Igualada… Ha tenido problemas de tensión arterial estos últimos tiempos… Un edema cerebral ha inflamado su nervio óptico y su visión está muy dañada…

El problema puede ser la obesidad o no serlo…

Pero yo me muero de pena.

A veces se me acaban las fuerzas internas, siento rabia e impotencia, pero con eso no arreglo nada. Y menos todavía cuando se trata de salud.

Espero que mi hija se recupere lentamente como dicen los médicos… Pero también cabe la posibilidad que no sea posible su curación visual.

De momento si no se disuelve con medicación el edema,tendrán que intervenir quirúrgicamente.

Yo pienso a veces que la vida es dura y complicada… Pero el dolor de un hijo es algo que pesa como una losa y te desvela de madrugada.

Que a veces me siento culpable de todo lo que no puedo resolver.

Todo lo que reluce no es oro… Y mi corazón es de hojalata vieja y oxidada.

La vida es bella, a pesar de todo.